Los cinco valores del condicional en español y su comparación con el francés

Carolina Foullioux.

Universidad Autónoma de Madrid

Departamento De Filología Francesa

carolina.foullioux@uam.es

 

La forma verbal « condicional » da lugar a varias interpretaciones: En español existen 5 tipos de condicional: el condicional temporal, el condicional hipotético, el condicional de alteridad, el condicional de atenuación  y el condicional epistémico de probabilidad (que no existe en francés). Estos diferentes valores producen efectos discursivos distintos y expresan puntos de vista y posicionamientos del locutor con respecto de lo que dice, y, en su caso, con respecto a quien lo dice.

Al producir un enunciado, el locutor representa, entre otras cosas, su propio saber o no saber en cuanto a la existencia del proceso se refiere, y, en caso de no saber, sobre las posibilidades de existir que tiene  el proceso.

Esta representación epistémica tiene por resultado la elección de un modo[1]. Este se fija en función de los parámetros saber/no saber, existir/no existir  y deber epistémico/ poder epistémico/ parecer. El tiempo incide sobre el modo puesto que el locutor no posee el mismo saber sobre un proceso que aún no se ha realizado que sobre un proceso que ya ha tenido lugar o está teniendo lugar.

            El  modo real indica que el locutor sabe que el proceso ha existido o existe: Ayer vi a Pedro/ Tienes fiebre. El modo realizable indica que el locutor prevé la existencia de un proceso en lo posterior: Maria pasará las Navidades en Madrid (realizable por venir)/Si vinieras esta tarde iríamos al cine (realizable potencial). El modo irreal indica por su parte que el locutor sabe que el proceso no ha existido/no existe/no existirá: Sin ti no sería feliz. .Entre los modos derivados del no saber  el probable y el posible indican que el locutor evalúa las posibilidades que tiene el proceso de existir e infiere una conclusión: Habrá llovido esta noche (probable)/puede que vaya a llover (posible). Para concluir, el modo aparente indica que el locutor no asume lo dicho y que reenvía a otra instancia de enunciación: Según dicen, hay huelga de controladores. Esta representación del modo se puede esquematizar de la manera siguiente:         

 

                                                   MODO                                                       TIEMPO

 
   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                       

 

 

 

 

            El condicional  es una forma que tiene la particularidad de poder aparecer, como marcador de variopintos procedimientos, en enunciados como:

 

(1)   En 1950, tras el desastre, Julio volvería a su pueblo. (modo real, condicional temporal)

(2)   Querría pedirte un favor. (modo real, condicional de atenuación)

(3)   Si te sacaras el carné compraríamos un coche. (modo realizable, condicional hipotético)

(4)   Si hubiese tenido tiempo habría terminado. (modo irreal, condicional hipotético)

(5)   Ese niño  tendría unos diez años cuando lo adoptaron. (modo probable, condicional epistémico)

(6)   Según la prensa, el atentado no habría causado víctimas. (modo aparente, condicional de alteridad)

 

Con el fin de poder aislar los diferentes valores del condicional y de sus efectos discursivos, se recurre  al uso de  paráfrasis para aislar el mecanismo específico desencadenado por  cada uso del condicional; se trata de decir lo mismo con otras palabras, para intentar “analizar lo mas finamente posible las relaciones semánticas que unen las paráfrasis entre si” (Fuchs, 1982: 18); véanse los ejemplos siguientes:

       (7a) Deberías pagar esta multa.    

       (7b) Si hicieses lo que hay que hacer, pagarías esta multa.

(7c) tu-ahora-no-hacer-lo-que-hay-que-hacer

(7d) tu-ahora-no-pagar-esta-multa

       el ejemplo (7a) admite la paráfrasis (7b) que permite aislar los puntos de vista subyacentes (7c) y (7d). Se parte, siguiendo a Haillet (2004c:8) de los conceptos de  discurso  como “agencement de représentations”  y de enunciado como  “representación de por lo menos un punto de vista sobre el objeto correspondiente” y se acepta, siguiendo a Tejedor (2005) que un punto de vista es una “representación discursiva de un proceso” (entendiéndose por proceso tanto acción como estado).  Al no ser “enunciados”, y para diferenciarlos formalmente, se representan  los puntos de vista subyacentes en cursiva y con guiones.

 

  1. El condicional temporal

 

 

Con el uso del condicional temporal, el locutor sitúa la realización del proceso en un momento del pasado y como perteneciente a la realidad: lo representa como anterior al momento de la enunciación  (Nunc) y, simultáneamente, en un momento posterior con respecto de otro proceso, y por esta razón se le llama postanterior o futuro del pasado.

El condicional temporal admite -siempre y exclusivamente- la paráfrasis iba a + infinitivo (= allait + infinitif) y rechaza la conmutación con el presente del indicativo, el pretérito perfecto así como la paráfrasis en todo me indica que+ pretérito perfecto.

 

(8)- Así vivía Bagdad anoche, poco después de que empezase el ayuno del Ramadán, su cuarta jornada de bombardeos, la más devastadora de todas. Los iraquíes confiaban en que la llamada del muecín que anuncia el inicio del ayuno islámico supondría el fin de los ataques. Horas después, (...). (El País, 20-XII-1998, p. 1)

 

Supondría (= signifierait) à iba a suponer (= allait signifier).

Tiempo postanterior, modo real,

 

(9)-Se trata de Hillary Rodham Clinton, la esposa del presidente, de la que desde el día de su llegada a la Casa Blanca en 1992 ya se sospechaba que acabaría entrando en la historia, pero por su propio pie. (El País, 20-XII-1998, p.2).

 

à iba a acabar entrando (=allait  finir par entrer)

 

(10)-Yo lo invité a cenar y me dijo que lo pensaría. Llamó días más tarde (…).  (El País, 20-XII- 1998, p. 16).

 

 à lo iba a pensar (=allait y penser)

 

El condicional de los ejemplos precedentes es el resultado de una transposición de supondrá, acabará entrando, lo pensaré respectivamente. La posterioridad en el pasado se establece con respecto al verbo de la principal. Se trata de un tiempo postanterior.

 

(11)- Fue una noche, sentado tranquilamente bajo un árbol cuando experimentó el despertar que habría de sacarlo para siempre de las tinieblas. » (Pedro Molina Temboury (2000): Viaje por los dos Tibet, Aguilar, p.172

 

à iba a sacarlo (allait le tirer)

à debía de sacarlo (devait le tirer)

à lo ha sacado (l’a tiré)

 

En el ejemplo (11), el condicional habría de sacarlo (= devait le tirer) es una forma específica del español que presenta un efecto de sentido de postanterioridad y que admite la paráfrasis iba a sacarle (= allait le tirer). Haber de + infinitivo es una perífrasis equivalente à tener que + infinitivo o deber + infinitivo que marcan lo ineluctable. Se trata de un uso, propio del  relato, del condicional temporal que marca el efecto de sentido del locutor «qui connaît la suite » (Dendale citado en Haillet 2000), es decir del narrador que significa que sabe como prosigue la historia.

No hay, en nuestro corpus de mas de mil doscientos ejemplos sacados fundamentalmente del diario El  País, ningún uso de condicional temporal “compuesto”, es decir que admita la paráfrasis  iba a + infinitivo pasado (allait + infinitif passé).

 

 

2. El Condicional hipotético

 

El condicional hipotético aparece en las estructuras de tipo prótasis + apódosis  (o equivalentes: ver ejemplos (16), (17), (18)) es decir en enunciados formulados en modo irreal o en modo realizable potencial.

 

2.1-El condicional Hipotético Irreal

 

El modo irreal indica que el locutor se representa como sabiendo  que el proceso no ha existido (irreal anterior), no existe (irreal actual) o no existirá (irreal posterior). Con la prótasis crea un marco imaginario anterior o actual  cuya  presentación imposibilita la realización del proceso de la apódosis. Este tipo de enunciados  le permite al locutor posicionarse con respecto de lo que dice e  incluso realizar algún comentario implícito.

      El condicional de los enunciados en modo irreal anterior (ej.12) impone dos puntos de vista subyacentes[2] (12a) y (12b), correspondientes respectivamente a la prótasis y a la apódosis, en pretérito perfecto/indefinido + cambio de polaridad:

 

(12) Si hubiese venido no te habrías puesto a llorar.

(12a)PVS-1 Él-no-vino (él-no-ha-venido)

(12b) PVS-2 te-pusiste-a-llorar.(te-has-puesto-a-llorar)

 

Los puntos de vista subyacentes de un enunciado en modo irreal actual, suelen estar ambos en presente + cambio de polaridad ((13a) y (13b)), aunque puede darse el caso del punto de vista subyacente correspondiente a la  prótasis en pretérito  (14a) y al de la apódosis  en presente (14b): 

           

            (13) Si no hubiese coches, Madrid sería un paraíso

            (13a) Hay-coches-en-Madrid

(13b) Madrid-no-es-un-paraíso

 

(14) Si no me hubiera defendido estaría en el paro

(14a) Me-defendí

(14b) No-estoy-en-el-paro

 

            En cuanto al punto de vista subyacente correspondiente a la apódosis de un enunciado en modo irreal posterior, (15a) y (15b) está en futuro + cambio de polaridad. Es bastante raro encontrar un enunciado irreal posterior  puesto que en un tiempo posterior se suelen ubicar los procesos realizables, es decir aún  por realizar mientras que los procesos claramente imposibles suelen pertenecer, como se acaba de ver, a la realidad, o sea al pasado y al presente del locutor;

           

(15) Si no lo hubieran asesinado cumpliría 20 años mañana

            (15a) lo-han-asesinado

(15b) no-cumplirá-20-años-mañana

           

            En español, resulta muy habitual encontrar condicionales hipotéticos en estructuras que no presentan si + subjuntivo en la prótasis. En cualquier caso siempre admiten una paráfrasis en si+ subjuntivo, como se puede apreciar en los siguientes ejemplos:

 

(16) -De haberte visto me habría parado

Paráfrasis: Si te hubiese visto me habría parado

PVS-1 No- te-ví

PVS-2 No-me-paré

           

(17) Sin coches Madrid sería un paraíso

Paráfrasis: Si no hubiese coches, Madrid sería un paraíso

PVS-1 Hay-coches-en-Madrid

PVS-2 Madrid-no-es-un-paraíso

 

            En algunos casos la estructura hipotética irreal carece totalmente de prótasis, y es de especial relevancia el hecho de que en este tipo de enunciados aparezcan sistemáticamente  los verbos modales deber o poder con valor deóntico:

 

(18) - Podrías haberte lavado las manos.

à No te has lavado las manos

 

En este enunciado  (18) observamos la presencia de poder deóntico, equivalente a tener la posibilidad/capacidad de. En  Foullioux (2003b) se propuso una reflexión sobre el efecto dóxico  creado por la utilización de una estructura tipo pouvoir/devoir deónticos en condicional + infinitivo en la que el proceso -en infinitivo- queda representado en modo irreal, es decir como no perteneciente a  su realidad. Es el caso, por ejemplo, de  podrías haberte lavado las manos antes de sentarte a comer/Tu aurais pu te laver les mains avant de passer à table. Presentan  ambos enunciados, tanto en francés como en español, un punto de vista subyacente con polaridad inversa al enunciado de superficie, a saber no te has lavado las manos antes de sentarte a comer/Tu ne t’es pas lavé les mains avant de passer à table.

Observamos  también que, tanto en francés como en español, cuando un enunciado presenta  devoir/pouvoir deóntico en condicional + infinitivo se produce automáticamente la desaparición de la prótasis. Así pues un enunciado como  (19)

 

(19) Deberías haber llamado a tu madre para su cumpleaños

Paráfrasis: Si hubieses/ras hecho lo que tenías que hacer, hubieses/ras sacado al perro

PVS-1 no-has-hecho-lo-que-tenías-la-obligacion-de-hacer

PVS-2 no-has-llamado-a-tu-madre-para-su-cumpleaños

 

admite siempre una paráfrasis en si + pluscuamperfecto (del subjuntivo en español y del indicativo en francés) + condicional compuesto en el caso del modo irreal pasado, y, en el caso del modo irreal actual en si + imperfecto (subjuntivo en español e indicativo en francés) + condicional simple.

Deber y poder no aparecen en la paráfrasis, y este fenómeno se debe a que la utilización de estos deónticos en condicional convierte en redundante la prótasis: no suele ser necesario recordar la norma social por las que nos regimos, en este caso la norma asociada a poder “cuando se puede hacer algo hay que hacerlo” o a deber “cuando se tiene la obligación de hacer algo hay que hacerlo”. Estos enunciados suponen un distanciamiento por parte del locutor frente a los puntos de vista subyacentes y al reproche implícito que conllevan: son casos típicos de atenuación:

 

(20) Milosevic es tan inaceptable para los serbios no nacionalistas como para todos los albanokosovares y la comunidad internacional. Pero, a estas alturas, la historia y sus interminables venganzas ya nos deberían haber demostrado que la peor de las alternativas ante un conflicto es casi siempre militar. El País, 14-IV-1999, p. 18.

à no han demostrado (= n’ont pas démontré)

à tenían que haber demostrado (reproche)

 

(21) La herencia del monopolio Repsol, Cepsa y Petromed (hoy BP España). Y dijo más: “Creo sinceramente que no se hizo bien y que tendría que haberse escindido también el monopolio del butano”. El País, 21-IV-1999, p. 58.

 

à no se ha escindido (ne s’est pas défait)

à tenían que haberse escindido (reproche) 

Nótese   la forma española condicional + infinitivo pasado mientras  que la forma equivalente francesa es condicional pasado + infinitivo. 

 

à no se despidió con educación (il n’a pas pris congé)

à tenía que haberse despedido con educación

à crítica :  es un grosero, no ha respetado las normas de educación.

 

2.2-El condicional Hipotético  Potencial

 

Cuando el locutor concibe la realización de un proceso en modo potencial, lo ubica siempre en un  momento posterior al momento del habla y lo presenta como resultado de una previsión  El hecho de situar la realización de proceso en el « por venir » le libera de cualquier tipo de responsabilidad frente a lo dicho que no es ni verdadero ni falso y no pertenece a la realidad

El modo potencial indica que el locutor sabe que el proceso aún no existe y que su realización no depende solo del paso del tiempo sino también de la realización previa de una condición.   La estructura típica de estos enunciados es prótasis + apódosis. La operación mental que realiza el locutor es una inferencia relativamente simple: si AàB sin confrontarla con otras conclusiones posibles B’, B’’ etc.… Los enunciados en modo potencial no admiten paráfrasis.

 

 (22) Personalmente, si voy a vivir hasta los 115 años, preferiría poder alargar mi vida activa por encima de los 65. El País, 26-I-1999, página 11. (= si je vais vivre à je préférerais)

 

Se observa una graduación del potencial, tanto en francés como en español: presente + presente, presente + futuro, imperfecto (subjuntivo en español e indicativo en francés) + condicional simple. Se ve más cercano de la realidad un potencial en presente + presente (23) que uno en imperfecto + condicional (25).

 

(23) Si vienes esta tarde, vamos al cine. (Si tu viens ce soir, nous allons au cinéma.)

(24) Si vienes esta tarde, iremos al cine. (Si tu viens ce soir, nous irons au cinéma.)

(25) Si vinieras esta tarde, iríamos al cine. (Si tu venais ce soir, nous irions au cinéma.)

 

 

El locutor plantea un marco imaginario en el futuro que permitirá la realización del proceso de la apódosis. La diferencia fundamental es la elección entre el indicativo y el subjuntivo en la prótasis puesto que está mucho más comprometida la realización de un proceso en subjuntivo.

 

           

3. El Condicional de alteridad o periodístico

 

            El condicional de alteridad, también llamado periodísticoadmite siempre una paráfrasis en pretérito o presente + por lo visto según sea anterior o actual (passé composé o présent + paraît-il) e indica que el locutor no asume lo dicho y reenvía a otra instancia de enunciación. Las marcas del modo de alteridad son -a parte del condicional- gráficas (:, «  ») y léxicas (según, al parecer, por lo visto,…, aducir, afirmar, decir, sugerir, sostener, insinuar, adelantar, … + que)

En español, el modo de alteridad anterior viene marcado por el condicional pasado y resulta mucho menos probable encontrarlo solo -es decir sin marcas de alteridad adicionales (léxicas o gráficas) - en español que en francés donde es relativamente habitual encontrarlo solo:

 

(26) Es difícil cuantificar el seguimiento del paro convocado por los firmantes de Estella contra lo que consideran “inmovilismo” de los no firmantes. Pero aunque los participantes hubieran sido el doble de lo que alguno de esos convocantes pretenden, no por ello hubiera dejado de ser una iniciativa absurda. El móvil inicial de la misma habría sido protestar por las detenciones de etarras en Francia. El País, 13-IV-1999, página 16.

 

à por lo visto ha sido (= a été paraît-il)

 

Este enunciado constituye un ejemplo de la posibilidad que tiene  el locutor de añadir un comentario. El calificativo absurda muestra hasta que punto el locutor se distancia del punto de vista subyacente-l atribuido a otra instancia de enunciación; de esta forma expresa su desacuerdo con respecto de dicho punto de vista, y se distancia al máximo de él. En los ejemplos siguientes,   se puede observar la utilización típica del condicional pasado al que se añaden otras marcas de modo de alteridad:

 

(27) Más de 100 personas habrían sido asesinadas en una matanza a manos de los soldados rebeldes los que combaten cerca de Kamituga, en la región congoleña de Kivu Sur, según denunció ayer la agencia misionera católica Misna, con sede en Roma. El País, 15-III-1999, página 13.

à por lo visto han sido asesinadas (= ont été assassinées paraît-il)

 

(28) Su dimisión habría sido una maniobra para evitar la moción de censura; no quiero pensar en tal maquinación, insinuó. El País, 17-III-1999, página 2.

à por lo visto ha sido (= a été paraît-il)

 

            El ejemplo siguiente presenta dos efectos: la marca de modo de alteridad léxica según y el tiempo postanterior indicado por el condicional temporal conducirían  que admite la paráfrasis iban a conducir.

 

(29) En diciembre de 1919 se publicó uno de los libros más influyentes del mundo. Las consecuencias económicas de la paz, de Jonh Maynard Keynes. El texto del Tratado de Versailles, firmado pocos meses antes, que había dictado unas reparaciones de la guerra para Alemania que, según el autor, conducirían a otra conflagración, más temprano que tarde. Keynes escribió contra la forma en que el tratado, lejos de corregir los daños causados por la guerra en el delicado mecanismo económico con el que los pueblos  europeos habían vivido hasta 1914, había consumado la deconstrucción. El País, 5-IV-1999, página 11.

à por lo visto iban a conducir (= allaient conduire paraît-il)

 

            El modo de alteridad actual viene marcado por un condicional simple y admite la paráfrasis por lo visto + presente acompañado sistemáticamente por otra marca. Mientras que en francés  (cf. Haillet, 1995 et 1998a) un condicional puede, él solo, reenviar a otra instancia de enunciación, en español se necesita recurrir a una marca léxica complementaria:

 

(30) Fuentes financieras interpretan que el BBV teme que un hipotético fracaso de la OPA de BNP pueda provocar que la artillería pesada de los franceses apunte contra el banco español. El BBV estaría tratando, pues, de conocer de primera mano las intenciones de Axa. El País, 17-III-1999, página 65.

à por lo visto está tratando (= essaie paraît-il)

 

            En principio nada impide que exista la alteridad posterior, pero es extremadamente raro encontrarla. La necesidad de distanciarse con respecto de una aserción sobre un hecho pasado o actual es muy comprensible, puesto que, al poder ser verdadera o falsa, es susceptible de justificación o de refutación. Sin embargo el locutor no tiene  -tanta- necesidad de distanciarse respecto de una previsión, o hecho futuro, que aún no pertenece a la realidad luego es difícilmente refutable. En cualquier caso el condicional es simple, y la posterioridad viene marcada léxicamente por un adverbial:

 

            (31) Según la agencia EFE, el presidente saldría mañana para Londres. (Selon l’agence EFE, le président partirait demain pour Londres.

 

4. El Condicional de atenuación

 

El condicional de atenuación impone un punto de vista subyacente en presente de indicativo tanto en francés como en español.

 

(32) Buenos días querría una barra de pan (Bonjour je voudrais une baguette)

            PVSà quiero-una-barra-de-pan (je-veux)

La atenuación es un procedimiento de modalización[3] en tanto en cuanto expresa una actitud particular del locutor; se puede decir que es “una subcategoría de la modalización intersubjetiva que tiene por efecto que se le atribuya al  locutor del enunciado la voluntad de restringir  el alcance de lo dicho” (Foullioux:2005a)

Atenuar (M. Moliner: 2002) es “(2ª): Hacer menor o hacer parecer menor la intensidad, violencia o gravedad de una cosa”. Consiste efectivamente en hacer parecer menos fuerte una expresión lingüística pero sin hacerla menos fuerte.

Cuando la marca de atenuación es puramente verbal, el efecto atenuante depende entre otros elementos[4] del tiempo, del modo y del léxico escogido. En el caso que nos ocupa el efecto  atenuante viene marcado por el condicional. El locutor recurre a la producción de un enunciado en el que el/los proceso(s)[5] aparece(n) sistemáticamente desactualizado(s) o ajeno(s) a  su realidad.

Un proceso contemporáneo al momento del habla se suele  representar, tanto en español como en francés con el presente del indicativo,  es decir actualizado: Buenos días, quiero una barra de pan. Ahora bien, si se representa con otra forma como, por ejemplo, un condicional como en Buenos días, querría una barra de pan será interpretado como desactualizado. En cuanto al  concepto de “realidad del locutor”, valga la explicación propuesta por Haillet (2002,7-8) “diremos que la realidad del locutor está constituida por aquello que su discurso representa como hechos contemporáneos y/o anteriores al momento de la enunciación”.

Según Foullioux & Tejedor (2004: 112, sig.), la descripción de los mecanismos de rodeo que desencadena el uso del condicional de atenuación consiste en interpretar el enunciado como lugar en el que se inscriben  -por lo menos- dos puntos de vista distintos sobre el proceso. Al punto de vista formulado en condicional simple le corresponde un punto de vista subyacente en presente del indicativo. Paralelamente, el uso del condicional de atenuación produce un determinado tipo de efecto discursivo, así pues,(33) es una petición educada mientras que (34) es una crítica velada con petición educada. Si alguien dice “quisiera” conocer tu casa, se entiende perfectamente que quiere  -ahora- conocer la casa en cuestión, es decir que  se interpreta el punto de vista subyacente como actual y real. Esto se explica considerando que el punto de vista subyacente constituye un argumento que favorece una conclusión implícita del tipo “enséñamela”. Este encadenamiento se infiere de la norma socialmente admitida, según la cual “cuando se formula  un deseo, se espera que ese deseo se satisfaga”:

 

(33) Quisiera conocer tu casa. (Je voudrais connaître ta maison)

PVS: quiero-conocer-tu-casa (Je–veux-connaître-ta-maison)

Conclusión: enséñamela (montre-la moi)

 

El condicional simple  de atenuación impone -por lo menos- un punto de vista subyacente en presente del indicativo. En los casos en los que la forma verbal está en primera persona, el locutor-autor se distancia con respecto del punto de vista subyacente y representa el proceso como no perteneciente a su realidad en el momento de la enunciación, y ese efecto desrealizante es lo que le permite evitar que se le atribuya la paternidad de un punto de vista “agresivo”.Si el verbo aparece en forma impersonal como en  (34), tiene lugar un doble distanciamiento por parte del locutor:

 

(34) Dicho esto, sí convendría recordar al Gobierno español que estamos ante una tragedia inmensa que nos afecta a todos y que los españoles también tendremos que afrontar. (El País, 5-X-99, p. 10). (Ceci dit, il conviendrait de rappeler au gouvernement espagnol que nous sommes face à une immense tragédie qui nous touche tous et que nous, espagnols,  nous devrons affronter aussi.)

PVSJ1 à conviene-recordar-al-gobierno (Il- convient- de- rappeler)

PVSJ2 à  le-recuerdo-al-gobierno (Je-rappelle-au-gouvernement)

Conclusión: El gobierno debe actuar (Le gouvernement doit agir)

 

En (34) el locutor se sitúa a “doble” distancia del punto de vista subyacente le-recuerdo-al-gobierno. El primer distanciamiento lo  consigue recurriendo a la construcción impersonal, es decir evitando aparecer como objeto de su discurso, en primera persona: en vez de yo le recuerdo… (je rappelle) que podría interpretarse como muy agresivo y prepotente, la forma impersonal conviene recordar…  (il convient de rappeler) le atribuye el proceso de recordar a “otro”. El segundo distanciamiento viene marcado por el uso del condicional que desactualiza y desrealiza el proceso, con lo cual el reproche al gobierno no parece tan directo  como en conviene recordar…  (il convient de rappeler) . Esta estrategia discursiva permite disimular, es decir rechazar la paternidad  tanto de la crítica al gobierno que “aún no ha actuado” como de la conclusión implícita el gobierno debe actuar (Le gouvernement doit agir) que se puede inferir de la norma general admitida por la comunidad lingüística según la cual “se le recuerda algo a alguien para que pueda actuar en consecuencia”.

 

5. El condicional epistémico

 

El condicional epistémico es una marca, propia del español, de modo probable anterior, es decir que no sirve para expresar una probabilidad actual ni posterior. El efecto discursivo que deriva de su uso, equiparable al del futuro anterior epistémico, corresponde a una explicación presentada por el locutor como única válida.

El mecanismo o proceso mental de los modos que derivan del no saber se puede resumir de la manera siguiente: al no poder afirmar  que el proceso ha existido, existe o existirá, el locutor realiza una elección entre varias hipótesis cuyo resultado es una conclusión: conclusión que puede privilegiar entre otras posibles (modo posible) o bien conclusión que presenta como única válida (modo probable)  que corresponden respectivamente a los ejemplos  (35) y (36):

 

(35) Puede haber llovido (il a pu pleuvoir)

à Posible

 

(36) Debe de haber llovido. (il a dû pleuvoir)

à Probable

 

En español, las marcas verbales que expresan el modo probable son: la perífrasis modal deber de[6] (ej. 37), el futuro epistémico( ej.38) y el condicional epistémico (ej.39), mientras que el francés solo dispone de dos marcas: devoir epistémico y futuro epistémico. Los enunciados  en modo probable solo admiten la paráfrasis todo me indica que + pasado/presente/futuro. Y puesto que el condicional epistémico solo sirve para expresar una probabilidad anterior, la paráfrasis que se analizará es todo me indica que + pasado.

  Póngase por caso que Juan salía en tren de Valencia y tenía prevista su llegada a  Madrid a las ocho: llega el tren a la hora prevista pero Juan no aparece por el andén de la estación donde han ido ha buscarlo sus amigos ¿Por qué será?:

 

(37) Debe de haber perdido el tren. (Il a dû perdre le train)

à Todo me indica que perdió /ha perdido el tren

 

 (38) Habrá perdido el tren. (il aura perdu le train)

à todo me indica que perdió /ha perdido el tren

 

 (39) Perdería el tren. (il aura perdu le train)

 à todo me indica que perdió /ha perdido el tren

 

Obsérvese como estos tres enunciados parecen admitir la misma paráfrasis  “todo me indica que perdió /ha perdido el tren” (en francés tout m’indique qu’il a perdu le train), y sin embargo existen dos diferencias importantes.

 Por una parte hay un matiz que diferencia la probabilidad expresada por medio de  deber de de la probabilidad expresada por medio del futuro anterior o del condicional epistémicos: el mecanismo mental puesto en funcionamiento. Siguiendo el razonamiento que  (Dendale,1994: 33-34) realiza sobre la probabilidad en francés, se puede decir que el condicional y el futuro epistémicos aparecen en  enunciados que constituyen “una conclusión que se “impone inmediatamente a la mente del locutor sin que este tenga que  confrontarla con otras hipótesis . Deber, por el contrario,supone un recorrido mental con búsqueda y confrontación de hipótesis” (ibid.).

 Es decir que si el locutor expresa una probabilidad con deber, primero duda entre varias hipótesis (como podría ser ponerse enfermo, cambiar de opinión, despistarse, perder el tren, etc…), luego, con su conocimiento del mundo, desecha todas aquellas que no parecen adecuadas, y finalmente  infiere la única conclusión válida: perder el tren.

  Por su lado, tanto el futuro anterior epistémico como el condicional epistémico, le sirven al locutor para expresar una casi-certidumbre en cuanto a  la existencia de un proceso anterior que explica -sin duda alguna- una prótasis implícita (por ejemplo Si Juan no está aquí / Si Juan no salió de Valencia es/fue por qué…). Con este tipo de marca el locutor asume –sin contemplar otras posibilidades- que es la única explicación posible, o lo que es lo mismo, “presenta la explicación como una base para anular otras inferencias posibles…..indica que existe una razón de peso -que, por algún motivo, no se hace explícita, pero sobre la que no se admite duda-, que explica causalmente la afirmación contenida en el antecedente.” (Gramática descriptiva de la lengua española p.3675).

 Por otra parte, existe una diferencia entre la probabilidad  expresada por medio del condicional y la probabilidad expresada por medio del futuro. Ambos la ubican en un tiempo anterior al momento del habla, pero el uso del condicional  epistémico desactualiza el proceso en  tanto en cuanto la referencia temporal de la prótasis implícita no es el momento del habla  sino otro anclaje, no-ahora anterior al momento del habla. Mientras que en el caso del futuro epistémico la referencia temporal es el momento del habla, ahora. Véanse los ejemplos (40) y (41) donde se aprecia que la referencia temporal de la prótasis implícita es respectivamente actual (40) y anterior (41):

 

(40) (si Juan no está aquí)à por algo habrá sido/será

(41) (si Juan no salió de viaje)à por algo sería

 

Es decir que si se retoman los ejemplos, (38) y (39), se observa que -aunque sea anterior el proceso perder el tren en ambos casos-  no admiten exactamente la misma paráfrasis el futuro y el condicional epistémicos:

 

(38) Habrá perdido el tren. (il aura perdu le train)

à todo me indica que ha perdido el tren

 

 (39) Perdería el tren. (Il aura perdu  le train)

à todo me indica que perdió el tren

 

 

Esta diferencia de anclaje temporal, presente en cualquier caso  en el cotexto, es la que explica la existencia de una posible paráfrasis en imperfecto o pluscuamperfecto del indicativo: La paráfrasis de los enunciados (42), (43), y (44) en condicional presente / pasado epistémico es respectivamente: todo me indica que + imperfecto / pluscuamperfecto del ’indicativo (= tout m’indique que + imparfait / plus-que-parfait).

 

(42) Y ya me veis, hay que conformarse. No os preocupéis mucho por ese que pensabais amigo. No lo sería tanto. Guatarral, p.239

àtodo me indica que no lo era tanto

 

            En el siguiente ejemplo, el locutor focaliza lo bien fundado de su  explicación con el uso de cabe suponer:

 

(43)  En los casos más afortunados, los artistas más hábiles podían entrar en contacto con el soberano en persona y... escuchar las órdenes que luego debían plasmar en la piedra o en sus pinturas. Sin embargo, eso sucedía en contadas ocasiones. La mayoría de veces cabe suponer que se relacionarían con anónimos funcionarios, de quienes recibirían órdenes precisas. “La aventura de la Arqueología”, Arqueo nº 1, p.161

à todo me indica que se relacionaban... todo me indica que recibían (= tout m’indique qu’ils se mettaient ... tout m’indique qu’ils recevaient).

 

            Para terminar, un ejemplo de condicional pasado de la perífrasis modal deber de en el que se aprecia la estrategia discursiva  llevada a cabo por el locutor: interrogación ( punto de vista-1= hipótesis) + negación + explicación

 

(44) ¿Seguiría quedando algún ermitaño emparedado de por vida en Chimpuk? Seguramente no, porque la educación y el laicismo traídos por los chinos algún efecto habrían debido de tener, desterrando una práctica sublime y espantosa a la vez como la describió Hedin. P. Molina, p.271

à todo me indica que habían tenido/ (= tout me porte à penser qu’ils avaient eu)

 

Bibliografía

ALARCOS LLORACH, E. (1994): Gramática de la lengua española, Madrid, Espasa Calpe.

ANSCOMBRE, J.-Cl. (1995) : “De l’argumentation dans la langue à la théorie des topoï”, Théorie des topoï, Paris, Kimé, p. 11-47.

ANSCOMBRE, J.-Cl. (1995) : “La nature des topoï”, Théorie des topoï, Paris, Kimé, p. 49-84.

ANSCOMBRE, J.-Cl. et DUCROT, O. (1983) : L’argumentation dans la langue, Liège-Bruxelles, Mardaga.

BOSQUE, I., DE MONTE,V. (1999) : Gramática descriptiva de la lengua española, Madrid, Editorial Espasa Calpe, 3 tomos.

DE VICENTE, E. ; FOULLIOUX, C. (1996) : « La conceptualisation du référent et le mode verbal en français », in Revista de Filología Francesa nº9, Universidad Complutense, Madrid, pp. 59-69.

DENDALE, P. (1994) : « Devoir épistémique, marqueur modal ou évidentiel ? », in Langue Française nº 102, Paris, Larousse.

DUCROT, O (1984) : Le dire et le dit, Paris, Les Éditions de Minuit.

DUCROT, O. (1995) : “Topoï et formes topiques”, Théorie des topoï,  Kimé, pp. 85-99.

EGGS, E. (1994) : Grammaire du discours argumentatif, Kimé, pp. 86-87).

FOULLIOUX, C. (2003a) «  Soi-même et la doxa: une stratégie du discours »,  in  P.Suarez  & Al (éds.), L’AUTRE ET SOI MÊME : la identidad y la alteridad en el   ámbito francés y francófono,, Servicios Editoriales Madrid,  pp.509-518

FOULLIOUX, C. (2003b)  «Le mode verbal et l’atténuation : à propos de devoir », in A. R-Somolinos (ed.)  Des mots au discours : Études de linguitique française, Thélème, nº extraordinario 2003,  Universidad Complutense, Madrid pp.109-120

Foullioux 2005a, www.liceus.com la modalización  en francés

Foullioux 2005b, www.liceus.com la atenuación en francés

 

FOULLIOUX, C. ; TEJEDOR, D., (2004) « A propos du mode et de l’atténuation », Langue Française nº 142, Larousse, Paris, pp.112-126,

GOMEZ TORREGO, L. (1998) : Gramática didáctica del español, Ediciones SM, Madrid.

GOMEZ TORREGO, L. (1999): « Los verbos auxiliares. La perífrasis verbal de infinitivo. in Gramática descriptiva de la lengua española, Madrid, Espasa Calpe, pp. 3323-3390.

HAILLET, P.-P. (1995) : Le conditionnel dans le discours journalistique : essai de linguistique descriptive, Neuville, Bref.

HAILLET, P.-P. (1998a) : « Le conditionnel d’altérité énonciative et les formes du discours rapporté dans la presse écrite », Pratiques 100, CRESEF, Metz, pp. 63-79.

HAILLET, P.-P. (2001) : « À propos de l’interrogation totale directe au conditionnel ». in P. Dendale et L. Tasmowski (eds), Recherches linguistiques, Metz.

HAILLET, P.-P. (2002) : Le conditionnel en français : une approche polyphonique,0phrys

 

LE NOUVEAU PETIT ROBERT, Édition mise à jour : Juin 2000.

MEYER, M. (1991) : « Aristote et les principes de la rhétorique contemporaine », Rhétorique d’Aristote, Le Livre de Poche, pp. 5-70.

MOLINER, M. (2002): Diccionario de uso del español, Gredos.

MONTOLIÚ, E. (2000): « Las construcciones condicionales » in Gramática Descriptiva de la Lengua Española, Espasa-Calpe, Madrid, pp. 3642-3736).

PEREZ SALDANYA, M., (1999): « El modo en las subordinadas relativas y adverbiales », in Gramática descriptiva de la lengua española, Madrid, Espasa Calpe, pp. 3253-3322.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (1975): Esbozo de una nueva gramática de la lengua española, Madrid, Espasa Calpe.

RIDRUEJO, E., (1999): « Modo y modalidad. El modo en las subordinadas sustantivas », in Gramática descriptiva de la lengua española, Madrid, Espasa Calpe, pp. 3209-3251.

SECO, M.; ANDRES, O.; RAMOS, G. (1999): Diccionario del Español Actual, Aguilar.

TASMOWSKI, L ; DENDALE, P. (1994) : Pouvoir: un marqueur d’évidentialité, in Langue Française nº 102, Paris, Larousse.

TEJEDOR, D. (à paraître) : « Ethos, topoï et autocritique ». OJO , RAJOUTER BIBLIO

.

 

 

 

 

 

 

 



[1] DE VICENTE, E. ; FOULLIOUX, C. (1996) : « La conceptualisation du référent et le mode verbal en français »,

[2] A partir de ahora PVS

[3] Ver Foullioux 2005, www.liceus.com la modalización y las modalidades en francés

[4] Como pueden ser por ejemplo los elementos suprasegmentales : acento, ritmo y entonación

[5] Entendiendo por proceso tanto relación de acción como relación de estado

[6] “La perífrasis <deber + infinitivo>, con su significado de obligación y <deber de + infinitivo> con su significado de “probabilidad”, se han identificado con frecuencia en el pasado y se siguen identificando en la actualidad.(….) según la norma académica, no se dice lo mismo en Tu hijo debe estar en clase (= “tiene la obligación de estar en clase”) que en Tu hijo debe de estar en clase (= “...probablemente esté en clase”)”. (L. Gómez Torrego, 1999 : 3348)